Categories
#Análisis #ProfesCiudadanos All

La violencia en el marco del #ParoNacional

Por: Luis Fernando Trejos*

Para entender los continuos cuestionamientos al ESMAD (Escuadrón Móvil Antidisturbios), la actitud displicente del  comandante de la Policía Nacional durante el debate de control político adelantado en el Congreso, y las desafortunadas declaraciones del comandante de Policía de Bogotá, afirmando que las críticas que se hacen a su institución debilitan la institucionalidad, se hace necesario generar un contexto teórico-conceptual que permita su análisis.

En Colombia, la violencia se ha convertido en una variable activa dentro de las interacciones sociales, las instituciones y las estructuras socioeconómicas colombianas. En el caso de este artículo, el enfoque de la violencia es de carácter relacional, ya que es utilizada para mantener o modificar los comportamientos de aquellos ciudadanos sobre los cuales se ejerce, convirtiéndose de esta manera en una forma más de comunicación e interacción entre ciudadanos y gobierno.

Lo anterior, en el marco de un “entorno generoso” para su uso continuo, ya que los altos niveles de impunidad y la naturalización y justificación social de los hechos violentos, sirven como incentivo permanente para el ejercicio de la violencia con fines de control político y social.

Así, pues, la violencia institucional en Colombia puede ser evaluada tanto en sentido genérico como en cuanto a su dimensión de las relaciones interpersonales y de las estructuras sociales. En este sentido, la violencia se utiliza como un medio para transformar, corregir o mantener determinado tipo de relaciones sociales, políticas y productivas, y se aplica en diferentes esferas: local, regional y estructural.

En nuestro país, los altos niveles de violencia con fines políticos están lejos de desintegrar o fracturar profundamente la estabilidad social o institucional, ya que la sociedad, en general, ha logrado soportar la violencia en niveles superiores a los aceptados en contextos sociales normalmente pacíficos.

La sociedad colombiana se ha adaptado a la violencia que contra ella se ejerce, absorbiéndola e integrándola a sus estructuras, pasando de este modo a ser una variable activa de su ordenamiento sociopolítico.

*Luis Fernando Trejos es Doctor en Estudios Americanos con mención en Estudios Internacionales de la Universidad Santiago de Chile. Magíster en Ética Social y Desarrollo Humano. Profesor e investigador de la Universidad del Norte. Experto en temas de conflicto y postconflicto en Colombia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *