Categories
#Opinión #ProfesCiudadanos

Notas sobre el quehacer político nacional y la movilización social en Colombia.

La participación ciudadana es la columna vertebral de todos los sistemas democráticos”.

Por: Alejandro Blanco Zúñiga*

Sin duda alguna, la salida negociada al conflicto armado con la organización insurgente más grande de la historia colombiana abrió senderos que encausan nuevas formas de participación ciudadana en el espectro social y político. El plebiscito de 2016 y la Consulta Anticorrupción de 2018, son ejemplos vivos de ello. La participación ciudadana es la columna vertebral de todos los sistemas democráticos.

A manera de apunte, es necesario resaltar que la movilización y la protesta social, en el marco del conflicto armado, fueron estigmatizadas y reprimidas por parte de los gobiernos de turno. Por ello, la mayoría de las movilizaciones sociales en contra de los gobiernos fueron señaladas de estar penetradas o infiltradas por las organizaciones subversivas. El mecanismo de legitimación institucional eran los informes de inteligencia militar, casi siempre con pruebas endebles, presentadas en los medios de comunicación cercanos al gobierno, que terminaban en falsos positivos judiciales.

En esta ocasión, a pesar de que el gobierno Duque gastó cientos de millones de pesos en estrategias de comunicación que giraron en torno a deslegitimar las razones del Paro, la ciudadanía se movilizó de manera multitudinaria en las calles. Cabe señalar que, para efectos de la convocatoria al Paro Nacional del 21 de noviembre, las redes sociales jugaron un papel trascendental y determinante en las movilizaciones y “cacerolazos” a lo largo y ancho del territorio nacional.

Las movilizaciones surgidas después del 21 de noviembre, sin duda se vislumbran como uno de los hechos políticos más relevantes del corriente período presidencial. En virtud de lo mencionado, la  convulsión social y política cierra el año con nuevas alianzas gubernamentales que permitan sofocar la crisis en la que está sumergida el gobierno nacional.

A manera de ejemplo, es preciso señalar que horas después de la reunión sostenida el 2 de diciembre, entre Duque y Vargas Lleras, Cambio Radical, partido político con alta presencia en lo referente a curules en el Parlamento y en los territorios (concejos, asambleas, gobernaciones y alcaldías), el gobierno logra la aprobación inicial de la reforma tributaria y  la reforma laboral en el Congreso.  No obstante, casi como un favor personal a Álvaro Uribe Vélez, fue aprobada también por el congreso la mal llamada Ley Andrés Felipe Arias. Para esto último, la votación del Cambio Radical resultó determinante.

Arias y la corrupción en Colombia.

El Partido de gobierno puso en una insalvable encrucijada al gobierno mismo. Por un lado, en el discurso, el gobierno nacional propende por la lucha en contra de la corrupción. Por el otro, el Centro Democrático propone una ley que abre el camino para excarcelar a un corrupto condenado. Es preciso resaltar que la corrupción está enquistada en el sistema político, hasta el punto de personalizar las leyes con los nombres de los corruptos: “Ley Andrés Felipe Arias”. Una vez más, gana la corrupción.

El 3 de diciembre, el Congreso aprobó proyectos de ley presentados por el partido de gobierno, dando la espalda a la ciudadanía que se moviliza justamente en contra de lo aprobado. Lo anterior, sirve como combustible para la oposición política y los diversos sectores que promueven y participan en las marchas. La democracia representativa se agota y la ciudadanía exige en las calles democracia participativa.

Para concluir, es posible que el último campo de disputa política de este año sea el aumento del salario mínimo. A diferencia de años anteriores, los sindicatos van a negociar en medio de la movilización social. Dadas las declaraciones del Ministro de Economía, es posible que el aumento sea pírrico. El 2020 será escenario de mayores protestas sociales.

* Docente, investigador. Universidad del Atlántico, facultad Ciencias Humanas y facultad de ciencias de la educación. Historiador, especialista en resolución de conflictos. Magíster en Educación y Doctor en Ciencia Política

Referencias:

https://www.apccolombia.gov.co/noticia/colombianos-de-acuerdo-con-la-salida-negociada-al-conflicto-armado

https://www.eltiempo.com/politica/proceso-de-paz/resultados-plebiscito-2016-42861

https://www.elespectador.com/noticias/nacional/lo-que-paso-en-las-ciudades-durante-el-paro-nacional-del-21-de-noviembre-articulo-892263

https://www.dinero.com/economia/articulo/aprobaron-la-reforma-tributaria/279780

https://www.lafm.com.co/politica/duque-obtiene-apoyo-de-cambio-radical-y-asi-habria-luz-verde-para-la-reforma-tributaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *