Categories
#Opinión #VocesCiudadanas

Repensarnos, entendernos.

“Gobierno, servidores públicos: su labor no es la mera representación de quienes los escogen, pues estos no son sino un tipo de mayoría. Una vez electos, el trabajo constante y permanente debe ser el mantener esa legitimidad otorgada.”

Por: Johanna Torres*

Repensarnos: si hablamos de retos en 2020, creo que este es uno de los más importantes. Más allá de fórmulas mágicas que prometen ser la solución a nuestros problemas, o de antídotos poderosos que pondrán fin a eso que enferma nuestra sociedad, considero que el reto de este nuevo año, no solo para Colombia, sino para el mundo entero, debe ser el de repensarnos y entendernos.

Esto no es nuevo, múltiples autores han iniciado el debate que supone romper paradigmas establecidos por la mayoría, para nuevamente evaluar eso que somos, y así abordar de manera asertiva cualquier problemática que se nos presente. La mejor manera de ejecutar planes, proyectos, ideas, o cualquier otra cosa, y obtener resultados favorables, es cuando sabemos y conocemos a que le apuntamos.  

Sin dejarle todo a la suerte, ajenos de incertidumbre (o al menos en su mayoría); cuando dejamos de pensar en la realidad social como un todo, grande, general, abstracta, inalcanzable, y más bien nos repensamos desde la particularidad y la singularidad de las realidades sociales, desde nuestra individualidad, es cuando podemos crear soluciones reales a problemas reales.

Repensarnos no es complicado, es revolucionario e innovador, supone sentarnos al lado del otro, escucharnos, ser tolerantes y empáticos, cambiarnos las gafas con las que filtramos el mundo y tratar de entendernos, creer que es posible una sociedad donde quepamos todos y no solo la mayoría. Los cambios que podemos generar no son solo cambios trascendentales, extravagantes, de grandes proporciones.

Revisarnos como individuos.

El primer gran cambio viene desde dentro y luego traslapa nuestro entorno más inmediato, así que para iniciar este reto 2020 de repensarnos y entendernos, los invito a escucharnos, entre amigos, familia; solemos ver la sociedad y al país como algo de fuera de nosotros, a veces olvidamos que nuestra hermana, papa, hijo, mama, abuela, amigos, también construyen y hacen país ¿Qué pasa si nos entendemos y nos repensamos más? Esas soluciones sencillas y creativas a situaciones cotidianas y normales, suelen ser las pequeñas grandes revoluciones de nuestra sociedad, construyamos desde nuestros núcleos, pensando que estos se consolidarán como piezas constructivas de un todo.

Gobierno, servidores públicos: su labor no es la mera representación de quienes los escogen, pues estos no son sino un tipo de mayoría. Una vez electos, el trabajo constante y permanente debe ser el mantener esa legitimidad otorgada, que sin cuidarla es un pájaro que vuelva de manera fugaz. Debemos dejar de ver el cargo público como el premio y la meta, ese no es el fin. Por el contrario, debe constituirse como el principio y el comienzo de la ejecución del plan de gobierno, o cual sea el caso, se debe entonces repensar el cargo público, este no es una garantía, no deviene del cargo en sí un fuero de supremacía.

Cuando los ciudadanos escogen un servidor público lo hacen bajo la premisa de que este hará lo que ellos no pueden, ya que cuentan con recursos y capacidades que el elector considera atienden los requerimientos del cargo, pero eso no queda ahí. El Paro sigue por esta misma razón, el Gobierno debe entendernos, escucharnos bajo el entendido de que son ellos quienes llevan las riendas porque han ganado elecciones, llegado a una meta. Gobierno: es hora de repensarnos, ese pájaro ya voló.

*Johana Torres es politóloga e internacionalista con un énfasis en Opinión y Mercadeo Político de la Universidad del Norte.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *