Categories
#Opinión #VocesCiudadanas

“Soy Barranquilla”, un plan que invisibiliza a las mujeres.

Por: Gianis Giacometto Márquez*

En Colombia, la aparición de las mujeres en el derecho está mediada por el símbolo del matrimonio, la familia y la maternidad. Las reformas feministas han intentado alterar esos límites de manera progresiva. Solo hasta 1932 las mujeres podemos administrar nuestros bienes de manera independiente, antes de ello eran los maridos los que respondían por sus propiedades, y solo desde la reforma constitucional de 1954 podemos votar. Incluso, hasta hace poco podemos decidir si queremos o no ser madres, porque nuestro destino -jurídicamente- estaba definido por la maternidad.

Estos antecedentes y muchos más han jugado un papel importante para que se pensara en hablar de la necesidad del enfoque de género en el diseño de políticas públicas. Sin embargo, la implementación de esta estrategia depende de la voluntad de los gobiernos, de ahí las críticas sobre el poco efecto transformador de las políticas orientadas por este enfoque. En últimas, es como si hablar de género estuviera de moda al nivel del lenguaje, pero no en el trabajo real. Un ejemplo de esto, es el Plan de Desarrollo Distrital “Soy Barranquilla,” en el que el enfoque de género no se evidencia de manera transversal en todos los ejes que aborda el Plan.

Por un lado, el diagnóstico sobre la mujer es muy simplista, se centra en mencionar algunos datos sobre violencia, educación, empleo y participación ciudadana. Dejando por fuera la inclusión de realidades y problemáticas a las que nos enfrentamos las mujeres alrededor de la pobreza, la informalidad, los derechos sexuales y reproductivos, la economía del cuidado, entre otros. A partir de ese diagnóstico, el Plan de Desarrollo se limita a presentar unos programas para unos tipos de mujeres específicas en perjuicio de otras. Por ejemplo, no hay inclusión de la mujer trabajadora sexual, la mujer cabeza de hogar, la mujer joven y la mujer privada de la libertad. Lo cual evidencia que, si no se cuenta con un buen diagnóstico, los programas, proyectos e indicadores de resultados no van a responder a la realidad de las mujeres.

Además, el Plan no prevé estrategias en medio de esta pandemia para nosotras las mujeres, puesto que los proyectos que aparecen priorizados post-Covid son mayoritariamente sobre infraestructura, como si a nosotras no nos afectará en nada la actual crisis. Solo por mencionar un dato, según la Policía Nacional, de lo que va corrido del año en Barranquilla se denunciaron 126 delitos sexuales, de los cuales 77% son a mujeres y casi la mitad de estos delitos se produjeron desde que se inició la cuarentena. Es por esto que, temas como la garantía de ingresos, la prevención y respuesta a las violencias de género, los embarazos no deseados, la participación activa de las mujeres y sus organizaciones en la toma de decisiones públicas, son algunas de las áreas de preocupación que deben ser parte de una respuesta efectiva e integral por parte de la administración ante la actual crisis sanitaria.

“Soy Barranquilla,” esconde e invisibiliza las necesidades de las mujeres que vivimos en la ciudad, al tiempo que promueve imaginarios e identidades femeninas frágiles que requieren ser atendidas, acompañadas y orientadas. Inclusive, de manera implícita desconoce los efectos del Covid-19 en las mujeres. De esta hoja de ruta para la ciudad solo quedan muchos interrogantes alrededor de la agenda de la mujer: ¿Dónde está la transversalidad del enfoque de género en el Plan? ¿Cuál es el papel de la mujer? ¿Cuál es la visión de mujer de esta administración? ¿Cuál es la verdadera apuesta de Pumarejo a la agenda de la mujer en Barranquilla? ¿Por qué ningún proyecto alrededor de la mujer fue priorizado post-Covid?

*Gianis Giacometto Márquez es politóloga con énfasis en gobierno y políticas públicas y estudiante de Derecho de la Universidad del Norte. Cuenta con interés en temas de participación ciudadana, género, conflicto y construcción de paz.

Twitter:@gianisgm, Facebook.com/gianis.giacometto, Instagram: @gianisg

La imagen de esta nota fue tomada de El Tiempo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *