Categories
#Opinión #VocesCiudadanas All

¿Violencia política en Barranquilla?

Por: Laura Pérez Arteta*

El conflicto armado colombiano tiene origen en distintos factores relacionados con problemas agrarios, exclusión política, inequidad, desigualdad social, entre otros. En Barranquilla, a pesar de no haber sido un foco principal de las dinámicas del conflicto, si han hecho presencia actores armados como el M-19, el ELN, las FARC-Ep y las AUC (grupo armado ilegal hegemónico en el departamento del Atlántico), los cuales encontraron interés por la estratégica configuración geográfica, económica y política del territorio, la cual resulta predominante para la exportación y cooptación de recursos y economías ilegales.

La ciudad de Barranquilla tuvo un importante desarrollo comercial y financiero, y funcionó como un centro logístico de algunas insurgencias. También abría la posibilidad de cooptar o influenciar la gran cantidad de organizaciones sociales  presentes en su territorio, como es el caso del Frente José Pablo Díaz de las Autodefensas Unidas de Colombia (Fjpd-AUC) y el Bloque Norte de las AUC, los cuales crearon un discurso contrainsurgente con el propósito de legitimar el accionar violento en contra de partidos políticos o movimientos sociales de izquierda.

Al igual que otras organizaciones de narcotraficantes, estas organizaciones llegaron al territorio por el dinamismo comercial y económico, el cual se presentaba como una base fundamental para la captura de rentas y lavado de activos que se acentuaba con la privilegiada condición del puerto marítimo y desembocadura del río magdalena, todo elementos que se configurarían como un punto estratégico para las economías ilegales (Trejos, 2018).

Es también menester precisar que, de acuerdo con la (Misión de Observación Electoral, 1997) , alias Don Antonio, comandante de un frente, en diligencia judicial expresó que tenía información sobre 600 crímenes cometidos por las AUC en el Atlántico entre los años 2003 y 2005, lo cual podría verse reflejado en sus “tres distintas formas de accionar” las cuales eran, en primer lugar, el hostigamiento de personas dedicadas a la defensa de los derechos humanos.

Al ser declarados objetivos militares sindicalistas, activistas de derechos humanos, líderes y lideresas sociales y comunitarios, bajo la asignación de “ser auxiliadores de la subversión.” En segundo lugar, las llamadas “limpiezas sociales,” las cuales implican sanción y dar de baja a aquel o aquellos sujetos sociales que, en una escala de valores guerreros, ensucian la sociedad con sus prácticas. Por último, la denominada “política de homicidios retributivos”. El asesinato de civiles como una sanción por negarse a pagar las “contribuciones arbitrarias e injustas contribuciones que el grupo paramilitar exige para asegurar su funcionamiento.”

A su vez, según la Misión de Observación Electoral, el incremento de la violencia en Barranquilla se debe en ese momento a la entrada del Bloque Norte con el fin de apropiarse de los mercados ilegales, así como otros que siempre están en la frontera de la legalidad y la ilegalidad como la conformación de empresas de seguridad privada y los grupos de prestamistas (paga-diario) entre otros.

Dichas actividades delictivas se centraron en los barrios del suroriente y suroccidente de Barranquilla, al igual que en los municipios de Soledad, Malambo y Puerto Colombia. El Bloque Norte, bajo el mando de Rodrigo Tovar Pupo, alias “Jorge 40,” para posesionarse en Barranquilla tuvo que buscar alianzas con las organizaciones ya existentes y en otros casos enfrentar a los grupos como pandillas, los mínimos reductos guerrilleros y grupos narcotraficantes.

A su vez, la persecución a miembros de organizaciones políticas de izquierda aumenta significativamente en medio de la llegada de organizaciones paramilitares al departamento, el caso de la desaparición y asesinato de miembros de organizaciones estudiantiles son temas de suma relevancia para comprender el entramado de violencia política, justamente todos estos factores vislumbran ideas sobre el papel de la Universidad del Atlántico , dado que esta entidad cuenta con un amplio número de víctimas de desaparición forzada, asesinatos y desplazamiento, teniendo en común que casi todas las víctimas pertenecían a organizaciones políticas de la izquierda atlanticense.

Según las cifras que maneja el Centro Nacional de Memoria Histórica, entre 1990 y 2006, en la Universidad del Atlántico hubo 31 personas víctimas del conflicto armado, 25 de ellas fueron asesinadas y otras 6 murieron en explosiones. En la lista figuran estudiantes, profesores y trabajadores de la alma máter. (El Tiempo, 2017)

La violencia política en Barranquilla ha estado presente bajo distintas dinámicas y de forma diferenciada comparándola con el resto del territorio nacional. Para las organizaciones guerrilleras, varias de las ciudades del Caribe resultan estratégicas por varios motivos, entre ellos, por la cercanía a sistemas montañosos que albergaron el grueso de las estructuras guerrilleras rurales que operaron en la Sierra Nevada de Santa Marta (Cesar, Guajira y Magdalena), y los Montes de María (Bolívar y Sucre); además, su dinamismo comercial la convierte en una fuente de acceso a bienes y servicios; y también por la gran cantidad de organizaciones sociales (influenciables y cooptables) presentes en su territorio.

*Laura Pérez Arteta es estudiante de Ciencia Política y Gobierno con énfasis en Gobierno y Políticas Públicas de la Universidad del Norte. Además, es estudiante de Derecho de la misma universidad. Co-autora de artículos de investigación en temas como: gobernabilidad, gobernanza, políticas públicas y género.

Fuentes

Trejos, L. (2018). La Silla Llena | En Barranquilla sí hubo conflicto. https://lasillavacia.com/silla-llena/red-caribe/historia/en-barranquilla-si-hubo-conflicto-67970

Trejos Rosero, L. F. (2020a). La Silla Llena | Una necesaria memoria del conflicto armado en el Atlántico. https://lasillavacia.com/silla-llena/red-caribe/necesaria-

Trejos Rosero, L. F. (2020b). La Silla Llena | Violencia armada y construcción de paz en el Caribe colombiano. https://lasillavacia.com/silla-llena/red-caribe/violencia-

Misión de Observación Electoral. (1997). Monografía Político Electoral del Departamento Del Atlántico. www.moe.org.co

El Tiempo. (n.d.-b). Solo 3 de 27 líderes amenazados en el Atlántico cuentan con protección – Barranquilla – Colombia. https://www.eltiempo.com/colombia/barranquilla/solo-3-de-27-lideres-amenazados-en-el-atlantico-cuentan-con-proteccion-358142

El Tiempo. (2017) Uniatlántico, reconocida como víctima del conflicto. https://www.elheraldo.co/barranquilla/uniatlantico-reconocida-como-victima-del-conflicto-387329

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *